¿Cómo asimila nuestro cuerpo la glucosa?

¿Cómo asimila nuestro cuerpo la glucosa? post thumbnail image

La diabetes mellitus es una enfermedad caracterizada por el alto nivel de glucosa en sangre resultado de defectos en la capacidad del cuerpo para producir o para usar la insulina. Esto es lo que se conoce como resistencia a la insulina. Al principio, el páncreas se esfuerza en producir más insulina de lo debido para cubrir la falta de insulina, pero con el tiempo, no puede producir suficiente insulina para mantener sus niveles de glucosa normales. Cuando la glucosa se acumula en la sangre en lugar de ingresar en las células puede producir complicaciones.

La diabetes tipo 2 es el tipo más común de diabetes, se origina cuando el cuerpo de una persona no produce suficiente insulina o la insulina no se asimila eficientemente. Más del 90% de casos de diabetes en la sociedad son diabetes tipo 2, uno de los tres tipos principales de diabetes:

Diabetes tipo 1: diagnosticada generalmente a niños y adultos jóvenes, en este tipo de diabetes el cuerpo no produce insulina. La diabetes tipo 1 NO SE PUEDE PREVENIR.
Diabetes tipo 2: el cuerpo produce insulina pero no la usa eficientemente. El desarrollo de este tipo de diabetes SE PUEDE PREVENIR o retrasar con hábitos de saludables de alimentación y ejercicio.
Diabetes gestacional: la diabetes gestacional es el tipo de diabetes que se inicia en el embarazo.
Asimilación de la glucosa en las células
Cuando nos alimentamos, el cuerpo asimila los nutrientes de los alimentos y la glucosa pasa a la sangre, que transporta la glucosa a las células. Para entrar en las células y que éstas transformen la glucosa en energía, el cuerpo genera la insulina que funciona como una llave que “abre la puerta” de las células.

La insulina es una hormona que ayuda a las células a transformar la glucosa de los alimentos en energía.
La hormona de la insulina se produce en el páncreas por las células beta. Para que ésta sea efectiva, el páncreas debe segregar suficiente cantidad de insulina o las células deben poder identificarla para usarla. Cuando hay un fallo en este proceso, la glucosa se acumula en la sangre en lugar de ingresar en las células.

El proceso de transformación de la glucosa y del funcionamiento de la insulina está explicado de manera muy gráfica en este documental:

¿La diabetes tipo 2 se puede prevenir?
En el desarrollo de la diabetes tipo 2, los hábitos de vida tienen un papel importante: nuestros cada vez peores hábitos de vida – una alimentación no saludable y el sedentarismo – están provocando una preocupante incidencia de la diabetes tipo 2 a nivel mundial. Si bien es cierto que existen factores que no se pueden modificar – como la edad o la predisposición genética – hay otros factores modificables en los que la prevención debe incidir.

cómo asimila nuestro cuerpo la glucosaUn estilo de vida saludable es determinante para prevenir la diabetes tipo 2, si se quiere reducir el riesgo a desarrollar la enfermedad y evitar sus complicaciones una vez que está diagnosticada. Las medidas preventivas se deben centrar en:

Llevar una alimentación sana y equilibrada, en la que estén muy presentes frutas y verduras, baja en azúcares y grasas, evitando bebidas azucaradas.
Práctica de una actividad física moderada de manera periódica (como caminar 30 minutos al día).
Mantenimiento de un peso saludable, existe una correlación directa entre obesidad y diabetes tipo 2.